Ideas feministas de Nuestra América

╰♀╮ ╰♀╮

L.13 Juana Bignozzi, Era fácil quedarme sola

:.

Juana Bignozzi,[1] Era fácil quedarme sola[2]

:.

Era fácil quedarme sola brillante intocable en mi agresividad

tirar los pedazos que aún valían entre gente conocida

cartas prestigiosas de desprestigiados

disimular el paso de los años

su asqueroso pelo infiltrado

con frasecitas jactanciosas

pagar la buena conciencia con reuniones de seudo peligrosos

dedicarme a la solidaridad difusa

era tanto más fácil

que entrar a patadas en esta turbia y compleja realidad

si toda vida es un reemplazo y no existe el lugar en blanco

el sueño de estar a la vuelta de esta historia

con aquellos viejos ácratas revolucionarios principios

es el crujido de la muñeca de madera en la noche

abandonen la hermosa escena familiar

no hablen más de un ciego retrato en colores

sobre él ha caído una permanencia

la de la  sangre


[1] Juana Bignozzi nació en Buenos Aires, en 1938; es poeta y traductora. En 1974 se exilió en España y todavía  radica ahí. Entre sus libros se encuentran: Los límites (1960), Tierra de nadie (1962), Mujer de cierto orden (1967), Regreso de la patria (1989), Interior con poeta (1994), Partida de las grandes líneas (1996, Segundo Premio Municipal, 2000), La ley tu ley (obra reunida, 2002) y Quién hubiera sido pintada (2001). Poemas suyos han sido incluídos en las antologías: El pan duro (1963), Poesía femenina argentina (1972) y Zapatos rojos (2000).

[2] Poema extraído de: Trilogía poética de las mujeres en Hispanoamérica (pícaras, místicas y rebeldes) Tomo III, Compiladora Leticia Luna, Ediciones La cuadrilla de la Langosta, México, 2004.

Written by Ideas feministas de Nuestra América

agosto 1, 2011 a 11:42 pm

A %d blogueros les gusta esto: