Ideas feministas de Nuestra América

╰♀╮ ╰♀╮

I.10 “Conversaciones entre mujeres (pequeño-burguesas) sobre sexo”, Una Mujer Cualquiera, Boletín Lunático del Grupo La Conjura, n. 4, Caracas, octubre de 1979

:.

“Conversaciones entre mujeres (pequeño-burguesas) sobre sexo”, Una Mujer Cualquiera, Boletín Lunático del Grupo La Conjura[1], n. 4, Caracas, octubre de 1979

[Documento proporcionado por Alba Carosio]

:.

—Si no quieres ir a la cama con él, seguramente pensará que es porque estas nerviosa y que de todas formas tienes que quedarte despierta toda la noche y explicarle que no es verdad.

—Sí, pero es más fácil irse a la cama y callarse.

—Es más fácil decirlo que hacerlo. Claro, jamás creería que no te entusiasmaba debido a su mal aliento, ¿y sí se lo hubieras dicho?

—Claro, una no se atreve a herir la sensibilidad del otro, diciéndole que apesta.

—Y a ti, ¿no te pasa que te vas a acostar con un tercio sólo porque está solo?

—No, yo no hago caridades de ese tipo a nadie. Tenemos que aprender a hacer el amor sólo con personas que nosotras queremos, no porque quieran ellos. No para que estén bien, para afirmar su masculinidad, no porque somos débiles o incapaces de decir que no; sino simplemente porque nosotras también queremos.

—Pero, si es así, solamente una atracción física ¿por qué no te masturbas? o haces otra cosa. ¿Por qué tienes que involucrarte a otra persona para satisfacer tus deseos? Creo que ya es suficiente que los hombres nos utilicen para satisfacer los suyos.

—Pero, y ¿sí se satisfacen ambos? Persiguiendo objetivos comunes, cada quien en lo suyo y san se acabó!!

—Bueno, eso es una masturbación recíproca. Pero, la verdadera atracción por otra persona es algo distinto. Yo veo la masturbación como una necesidad física disociada de cualquier persona.

—Parece que cuando se habla de masturbación, siempre se trata de desviar la conservación.

—Tú crees que las mujeres se masturban tanto como los hombres, ¿o es más bien que nos sentimos más culpables al admitir que lo hacemos?

—Yo creo que nos masturbamos menos y también lo confesamos menos.

—No estoy de acuerdo. Yo pienso que nos masturbamos tanto como ellos.

—Lo cierto es que nos sentimos más culpables.

—Quizás sea porque tenemos miedo de darnos placer con nuestro propio cuerpo. Al fin y al cabo nunca nos ha pertenecido.

—Pero, por qué tenemos un miedo por el placer directo. Si nuestro cuerpo sirve para el placer del hombre, nuestro placer sexual nos viene solamente a través de dar placer, y aquí siempre se nota una delegación en otro….

—Las mujeres no hacen el amor con los hombres. Hacen el amor consigo mismas a través del hombre. Esto es una especie de narcicismo.

—El narcicismo no es otra cosa que un tipo de respuesta más a un rol sexual que se delega en otro.


[1]   Grupo feminista  conformado por Giovanna Mérola, Gioconda Espina y Zoraida Ramírez que salía a la luz pública con temas como aborto, violación, violencia doméstica, doble jornada, 8 de marzo, etc. logró incorporar su lenguaje a la vida cotidiana, publicó el Boletín Una mujer cualquiera, durante dos años y medio.

:.

Anuncios

Written by Ideas feministas de Nuestra América

agosto 1, 2011 a 7:56 pm

A %d blogueros les gusta esto: