Ideas feministas de Nuestra América

╰♀╮ ╰♀╮

F.15 Anónima/o, “El feminismo en marcha. Candidatura de la Sra. Lanteri”, La Época, Buenos Aires, 10 de marzo de 1919

:.

Anónima/o, “El feminismo en marcha. Candidatura de la Sra. Lanteri”, La Época, Buenos Aires, 10 de marzo de 1919

[Texto proporcionado por Liliana Vela]

:.

Que el feminismo avanza y conquista posiciones es una cosa sabida; que las mujeres europeas, en los países beligerantes, han procedido con extraordinaria grandeza, es también algo por todos conocido. No vinieron sus lágrimas y ayes a debilitar la bravura indispensable en las horas de angustia. Cuando el padre estaba ausente, ellas lo substituyeron. Han fabricado municiones, han cultivado los campos, han sonreído piadosas en el dolor de los hospitales de sangre. Ya la antigua división de energías anabólicas y catabólicas tendría poca razón de ser.

Sin embargo, entre nosotros las señoras no salían más que muy limitadamente del camino trillado; cierto que las señoras Lanteri y Paulina Luisi han hecho estimable obra, pero hasta ahora no tienían el gesto definitivo y casi de desafío. Muchas señoras, las rioplatenses, ansiaban hasta ayer, como predilectas, otras glorias: eran la Dra. Montes de Oca, la de Bunge, la de Portela, Delmira Agustini, por no citar más que ilustres escritoras¸ otro grupo colaboraba en los diarios, sin perder de vista la reivindicación femenina; pero es a la señora Julieta Lanteri de Renshaw a quien se debe el rasgo inicial y, de buena fe lo creemos, llamado a ser fecundo.

La Sra. Lanteri presenta su candidatura a diputado nacional en las próximas elecciones. ¿Qué no puede ser? ¿Qué no puede tener votos femeninos? No importa, pues no persigue el triunfo sino la agitación. Por menos empezó Mrs. Phankurst, y hoy es vencedora. Además, si la mujer, por ser quien hace las costumbres, es abuela de la ley; si ellas mandan en el hogar, si ellas forman el sentimiento de los hijos, si ellas tienen nuestra pasión como novias, nuestra adoración como madres y nuestro respeto como mujeres, ¿por qué no han de tener cargos públicos? “La isla de San Balandrán” era, por lo menos, divertida.

La Sra. Lanteri, de cuyo entusiasmo y cultura, tenemos abundantes pruebas, ha resuelto presentar su candidatura a diputado nacional; en su manifiesto aduce razones y su programa es tan excelente como una generosa utopía.

:.

Written by Ideas feministas de Nuestra América

agosto 1, 2011 a 2:07 pm

A %d blogueros les gusta esto: