Ideas feministas de Nuestra América

╰♀╮ ╰♀╮

F.10 Emilia C. Vda. de Santa María, Carlota M. Vda. de Ortega, Adela G. Vda. de Ysassi, L. Folsa Vda. de Menocal, María R. Vda. de Gómez, Antonia Möller, Elena de La Vega, Informe al Departamento de Investigación y Protección del Trabajo de la Mujer, 1914

:.

Emilia C. Vda. de Santa María, Carlota M. Vda. de Ortega, Adela G. Vda. de Ysassi, L. Folsa Vda. de Menocal, María R. Vda. de Gómez, Antonia Möller, Elena de La Vega, Informe al Departamento de Investigación y Protección del Trabajo de la Mujer, 1914[1] 

[Texto rescatado por Eulalia Eligio González]

:.

Señor director:

Cumpliendo con la orden que usted nos indicó, tenemos la honra de manifestarle lo siguiente:

El Profesorado, como usted sabe, ocupa el principal lugar, pues gran número de señoritas trabajan sirviendo su personalidad para la educación de la niñez; encontrándose en este ramo mucho que decir por su gran utilidad.

Las profesionales relativamente son cortas para la mujer, fuera de las que se ocupan en la obstetricia, así como de telegrafistas y algunas de boticarias.

De telefonistas numerosas señoritas trabajan en las oficinas.

En comercio, su ramo está tan numeroso como el profesorado, pues en él se encuentran investidas varias ocupaciones útiles para la sociedad, como por ejemplo: llevar libros, cajeras, mecanógrafas, empleadas de cajones, de dulcerías y demás casas de comercio.

Las empleadas de los ministerios se ocupan en lo siguiente: trabajos de escribiente de varias categorías, taquígrafas, mecanógrafas, calculadoras, taxidemista, así como de enfermeras.

Los talleres de modas y de sombreros ocupan muchas obreras, repartiéndose el trabajo en esta forma: la jefe del taller que toma medida, éstas pasan a la de la cortadora y de ella a las costureras.

La confección de los sombreros está, más o menos repartida en la misma forma.

En las imprentas trabajan de cajistas, prensistas, dobladoras, empintadoras, y encuadernadoras, así como correctoras de pruebas y fajilladoras.

En encuadernación cosen libros y son foliadoras.

En las fábricas se encuentran generalmente ocupadas por mujeres; éstas trabajan en la perfumería, hilados, corbatas, sombreros para señoras y señores, peleterías, loza, puros, cigarros, cerillos, galletas, conservas alimenticias, dulces, bolsas de papel, naipes, cajas de cartón y de fantasía, cajas de latón, estuches para latas, corsés, aguas gaseosas, colchones, colchonetas, bordados, plantas y flores, bonetería, borlas de armiño para la cara, de listones, de zapato, de ropa de munición de ropa blanca de señoras, de postizos, trajes de mecánico, corchos, tapices, etc.

El gremio de sirviente se divide en grupos de varias categorías; en primer lugar de ama de llaves, o sea la encargada del manejo de las casas, nodrizas, niñeras o cuidadoras de niños, cocinera, galopina, recamarera o camarera, de primera y segunda clase, lavandera, costurera y portera.

Además, el comercio ambulante lo desempeña en varias formas la mujer.

México, julio 23 de 1914.

EMILIA C. VDA. DE SANTA MARÍA, CARLOTA M. VDA. DE ORTEGA, ADELA G. VDA. DE YSASSI, L. FOLSA VDA. DE MENOCAL, MARÍA R. VDA. DE GÓMEZ, ANTONIA MÖLLER, ELENA DE LA VEGA, ROSARIO RODRÍGUEZ, OTILIA GUMAYA [RÚBRICAS]


[1] Boletín del Archivo General de la Nación, 3ª serie, 3,3, México, julio-septiembre de 1979, p. 14.

Written by Ideas feministas de Nuestra América

agosto 1, 2011 a 1:53 pm

A %d blogueros les gusta esto: