Ideas feministas de Nuestra América

╰♀╮ ╰♀╮

D.1 Juana Paula Manso de Noronha, “La Redacción”, Álbum de Señoritas. Periódico de Literatura, Modas, Bellas Artes y Teatros, n.1, Buenos Aires, 1 de enero de 1854

:.

Juana Paula Manso de Noronha,[1] “La Redacción”, Álbum de Señoritas. Periódico de Literatura, Modas, Bellas Artes y Teatros, n.1, Buenos Aires, 1 de enero de 1854

[Texto rescatado por Marisa Muñoz]

:.

“LA REDACCIÓN” No. 1 (1 enero 1854): 1-2

Prometí un prospecto al público, y falté á lo prometido: hubieron personas que me dijeron: Los prospectos y las proclamas están desacreditadas entre nosotros; reconocí la justicia de esta observación y juzgué que el mejor prospecto que podía dar era el primer número de mi periódico -Entre tanto habrá quien haya esperado por él, y yo ni aun he corregido los anuncios de los diarios- he tenido pereza, he dicho –me perdonarán cuando sepan que un primer número me cuesta cinco veces mas que un prospecto y que he preferido gastar mas. Con tal de dar una idea mas clara de mi pensamiento, y una prueba mas eficaz de mi buena voluntad.

Todos mis esfuerzos serán consagrados á la ilustración de mis compatriotas, y tenderán á un único propósito-emanciparlas de las preocupaciones torpes y añejas que les prohíban hasta hoy hacer uso de su inteligencia, enagenando su libertad y hasta su conciencia, á autoridades arbitrarias, en oposición á la naturaleza misma de las cosas, quiero, y he de probar que la inteligencia de la muger, lejos de ser un absurdo, ó un defecto, un crímen, ó un desatino, es su mejor adorno, es la verdadera fuente de su virtud y de la felicidad doméstica porque Dios no es contradictorio en sus obras, y cuando formó el alma humana, no le dio sexo –La hizo igual en su escencia, y la adornó de facultades idénticas –Si la aplicación de unas y otras facultades difiere, eso no abona para que la muger sea condenada, al embrutecimiento, en cuanto que el hombre es dueño de ilustrar y engrandecer su inteligencia; desproporcion fatal que solo contribuye á la infelicidad de ambos y á alejar mas y mas nuestro porvenir. Y no se crea que la familia no es de un gran peso en la balanza de los pueblos, ni que la desmoralizacion y atraso parcial de los individuos no influye en bien ó en mal de la sociedad colectiva.

Si soy tan feliz, que consigo la protección de mis compatriotas, desenvolveré un plan de estudios que creo apropósito para mi objeto. Conocimientos fáciles de adquirir que estuvieron hasta hoy en el recinto del misterio y en el dominio exclusivo de los hombres y que publicados en este periódico harán mas por el desenvolvimiento de la inteligencia que millares de reflexiones y de palabras.

Mas adelante también, con un aumento de otros diez pesos mensuales podré obtener todos los meses figurines, moldes de vestidos, dibujos y músicas.

Recibiré desde ahora con mucho placer todas las correspondencias que se dignen enviarme y que publicaré como lo exijan.

El elemento americano dominará exclusivamente los artículos literarios. Dejaremos la Europa y sus tradiciones seculares, y cuando viagemos, será para admirar la robusta naturaleza, los gérmenes imponderables de la riqueza de nuestro continente: y no perderemos nada. Allá el pensamiento del hombre y el polvo de mil generaciones! Aquí el pensamiento de Dios, puro, grandioso y primitivo, que no es posible contemplar sin sentirse conmovido.

Ahí teneis pues, el primer número de Album de Señoritas- leedlo, juzgadlo y si merece vuestra aprobación se considerará feliz vuestra obsecuente compratriota.

Juana Paula Manso de Noronha


[1] Domingo Faustino Sarmiento se refería a Juana Paula Manso llamándola “mi mejor amigo”, nadie sabe si con sorna por su “poca femineidad” o por la admiración que le despertaba la capacidad intelectual y política de esta educadora liberal, nacida en Buenos Aires  el 26 de junio 1819 y fallecida el 24 de abril de 1875 en la misma ciudad. Fue escritora, traductora, periodista, maestra y precursora del feminismo en Argentina, Uruguay y Brasil.

En 1840 se exilia con su familia a Montevideo (Uruguay), perseguida por el régimen conservador de Juan Manuel de Rosas, quien gobernaba el territorio de las Provincias Unidas del Río de La Plata.  Posteriormente, los Manso se trasladan a Río de Janeiro y, sólo tiempo después, retornan a Montevideo. En Río de Janeiro, Juana se casa con Noronha y con él viaja por Estados Unidos y Cuba. En 1853, vuelve a Buenos Aires del exilio sin su marido, pero no puede quedarse tranquila por mucho tiempo, emprendiendo primero otro intento de desarrollar su vida en Brasil (en 1854) y, finalmente, una instalación definitiva en Aires, en 1859. Junto con Sarmiento y otros liberales, Manso estaba comprometida con el proyecto ilustrado de la educación popular, esto es, con la construcción republicana mediante la educación del conjunto de la ciudadanía. Su obra escrita y su actividad como conferencista no miraban a la formación de una personalidad individual como meta de la educación publica, sino que la vinculaban con la construcción de un colectivo alfabetizado incluido en las instituciones republicanas y el progreso nacional. Como feminista, Juana Manso tiene conciencia de que las democracias, al nacer, han cometido el grave error de descuidar la condición de la mujer, negándole los derechos a una plena ciudadanía. En el mapa cultural argentino, por resabios de la tradición hispana, las mujeres quedan subordinadas a un modelo familiar sujeto al sometimiento masculino, su palabra es puesta en observación y los hombres se abrogan el derecho de organizar su acceso al saber y su palabra. Manso es una feminista confesa y denuncia las imposiciones que repercuten en la situación de la mujer al interior de la familia. Por su propia experiencia sabe que la mujer puede integrarse al mundo de la educación y aboga por el fortalecimiento de la individualidad femenina, actitud que le generará nuevos tipos de convivencia.

La lucha feminista para Manso debe centrarse en la prolongación de los espacios de participación de la mujer en el campo de la educación y en desestimar distinciones impuestas por su condición sexual. Aunque las diferencias sociales entre hombres y mujeres, las ha marginado de la conducción y reflexión política, la conciencia de su capacidad intelectual puede conducir a las mujeres a una plena autonomía moral. Por esos motivos, Juana Manso funda en Brasil O Journal das Senhoras. Modas, Litteratura, Bellas Artes, Theatros e Critica. Publicado entre 1852 y 1854, éste es el primer periódico feminista latinoamericano y en él escribe una serie de notas tituladas “Emancipación moral de la mujer”, donde  privilegia la acción y definición de la misma como sujeto social y no como una víctima de las circunstancias. En Buenos Aires, el Album de Señoritas. Periódico de Literatura, Modas, Bellas Artes y Teatros sale a la luz pública el primero de enero de 1854 y lleva su nombre impreso en la portada (en una época en que muchas veces las mujeres escritoras publican bajo algún seudónimo de hombre), pues Manso firma como directora y propietaria. La sociedad porteña se asusta, rechaza el diario y éste se publica sólo durante ocho semanas. No obstante, en él Manso invita a una reflexión que deseche factores estructurales como la carencia de ciertos niveles educacionales, porque supone que la mujer tiene conciencia de que es tratada con injusticia, pero debe convencerse de la necesidad de acceder a sus propios espacios.

Manso trabaja durante toda su vida para la superación de las convenciones familiares y religiosas, expresando abiertamente su desacuerdo con la dominación católica: “…en cuanto al Clero Católico Romano ha tenido la humanidad 18 siglos (1.800 años) en su mano, sólo para tratar de anonadarla”, escribe en una ocasión. Y en otra agrega: “Esta ciudad (Buenos Aires) ha caído en manos de los jesuitas, y desde hace 7 años adelante todas las mujeres están regimentadas en asociaciones secretas religiosas de manera que para una herege como soi ya no hai más que odio y guerra sin tregua”.  Por estas actitudes, al morir la Iglesia le niega los servicios fúnebres durante más de dos días (Rosario Galo Moya).

:.

Anuncios

Written by Ideas feministas de Nuestra América

agosto 1, 2011 a 12:01 pm

A %d blogueros les gusta esto: