Ideas feministas de Nuestra América

╰♀╮ ╰♀╮

B.9 Leona Vicario, Carta vindicativa contra los agravios de la prensa del gobierno del general Bustamante, El Federalista Mexicano, 16 de febrero de 1831

:.

Leona Vicario, Carta vindicativa contra los agravios de la prensa del gobierno del general Bustamante, El Federalista Mexicano, 16 de febrero de 1831[1]

[Texto transcrito del impreso original y proporcionado por Gabriela Huerta]

:.

Señores editores de……….

Muy señores mios: aunque con la debida moderacion referí el suceso ocurrido en mi casa la noche del 2 del corriente, y la audiencia á que dio lugar, solicitada por mí, del escmo. sr. general Bustamante, no he podido libertarme de las imputaciones que los periódicos del gobierno han creido de su deber prodigarme, sin que para contenerlos haya bastado, ni la consideración de que ofenden á la verdad, conocida ya del público, ni el recuerdo de que fuí provocada á romper el silencio que me proponia guardar en el asunto.

Tengo en mi mano los testimonios mas fidedignos de la certeza de mis asertos; pero no quiero empeñar una lucha que juzgo terminada en el juicio de mis compatriotas, que habiéndome sido favorable en todos tiempos, no temo se cambie ahora en mi contra por una ocurrencia que no fui á buscar fuera de mi casa. Sin embargo, para satisfaccion de los señores milítares, cuyo òdio se ha procurado injustamente escitar contra mí, debo esplicar el sentido de una espresion malignamente interpretada por mis calumniadores. Yo no pensé en decir: que preferiría la visita de un lépero á la de un oficial. Cuando por mi educacion no estuviese yo muy distante de proferir tan groseras expresiones, bastaría para que me creyese incapáz de ellas, el aprecio que siempre me han merecido muchos individuos de la benemérita clase militar, que han honrado mi casa con su comunicacion y atento trato. Lo único que manifesté por via de réplica á mi inconsiderado reproche del sr. Codallos fué: que si el uniforme se habia de considerar como una salvaguardia para cometer toda clase de ecsesos, como irreflecsivamente habia dado á entender el sr, comandante general sería menester cerrar las puertas de las casas á todos los individuos que vistiesen el uniforme, y arbitrarias mas bien á los léperos. Esto, ya se vé, que solo pudiera ofender á los señores militares, en el caso de la proposicion del sr. Codallos; pero como la falsedad de un sepuesto tan ofensivo á la distinguida clase militar estaba de manifiesto, resulta, que mas bien que un agravio, fue mi expresión una defensa de los señores oficiales. Los que entre ellos se distinguen por su imparcialidad y buen sentido, me harán la justicia á que creo acreedora, y los que se dejen arrastrar del espíritu de partido, no merecen ningun crédito.

Por lo demás, yo perdono á los señores periodistas del gobierno del agravio que me han hecho, pintándome una muger sin educación ni principios, capaz de ofender con expresiones descomedidas al primer gefe de la república que tenia la bondad de escuchar mis quejas, dirijidas, como otras veces he dicho, no á solicitar castigos, según se repite en el fingido estracto de la carta figurada del sr. Codallos, que trae el Registro oficial; sino á obtener una garantia para mi casa, amenazada de atropellamientos é insultos. Muy bien sé lo que me debo á mi misma, y las consideraciones á que era acreedor el sr. Bustamante, para que me propasase en palabras descompuestas, agenas de mi carácter, y de la buena crianza que recibi de mis padres. Nadie me ha conocido deslenguada y atrevida, ni podrá discernir un solo lineamento del original en el injurioso retrato que de mí hace el editor del Registro oficial, convertido en libelista con desdoro de la dignidad del gobierno, en cuyo nombre habla.

Ruego á vds, sres. editores, tengan la bondad de insertar este artículo en su periódico, á cuyo favor les vivirá reconocida su atenta servidora que b. ss. mm.- – Maria Leona Vicario.


[1] Imprenta del Federalista a cargo de Sabino Ortega, México, tomo 1, miércoles 16 de febrero de 1831, núm. 13, p. 4. Impreso del Fondo Reservado de la Hemeroteca Nacional: Miscelánea 150, Ciudad de México.

:.

 

 

 

 

 

Written by Ideas feministas de Nuestra América

agosto 1, 2011 a 11:31 am

A %d blogueros les gusta esto: